Sort by:
CONTRACUBIERTA ARABELLE: La ilustración tiene dos colores. La mitad de abajo, que correspondería al suelo de una habitación, es verde; la parte de arriba, que es una cama deshecha, es rosa.CUBIERTA EL REFLEJO DE ARABELLE: Es una habitación vista desde arriba. La luz entra desde arriba a la izquierda por una ventana que no se ve, pero provoca que haya lucecitas en toda la estancia. En el centro de la cubierta hay un caldero con un reflejo de una mujer en él (es pelirroja y tiene los ojos claros). El agua, donde hay rodajas de limón, brilla con mucha intensidad. A los lados del caldero hay dos niñas pelirrojas mirando al caldero. La de arriba a la izquierda es alta, más mayor, y lleva un peto. La de abajo a la izquierda es más pequeña y lleva vestido y calcetines. Al lado del caldero, en una esquina, se puede ver un montón de bocetos y dibujos, con una caja de pinturas.

Isabelle y Enid eran muy pequeñas cuando su madre fue asesinada. La primera lo lleva como puede, camuflando el dolor con calcetines de dibujos animados y los abrazos de Goethe, los mejores del mundo.

Enid, por su parte, confía en que la fantasma Dahlia consiga contactar con Arabelle para al menos despedirse de ella, pero puede que no resulte tan sencillo como pareció en un primer momento.

Ambas cuentan con el apoyo de la otra y de sus amigos. Juntos forman un puzle de piezas incompatibles que, sin embargo, encajan; juntos crecen y construyen los peldaños necesarios para superar los días malos.

Cubierta de «Bajo esquirlas de hielo». La imagen representa el portón de una muralla, en tonos marrones y verdes. Cruzándolo hay dos figuras de espaldas: en el lado izquierdo hay un chico alto, moreno, con un bufanda marrón al cuello y un abrigo morado; en el derecho, una chica mucho más bajita, con el pelo rizado y una boina marrón, con un abrigo del mismo color. Ambos están entrando en lo que parece un pueblo abandonado y cubierto de nieve. Encima del arco del portón hay mucha niebla, y de ella sale un monstruo de hielo con forma humanoide. Está sujetando el arco y mira hacia abajo, hacia los protagonistas de la historia. Está sonriendo en una expresión siniestra. Bajo él se puede leer el nombre de la autora, Sheila Carnero, y el título, entremezclado con la niebla: Bajo esquirlas de hielo.

Hace cincuenta años, Wermon quedó sepultado bajo una capa de nieve tóxica. Desde entonces, cada persona que se adentra en el pueblo desaparece bajo extrañas circunstancias. Las leyendas urbanas hablan de monstruos de escarcha y hechiceros enloquecidos, pero nadie ha sido capaz de desvelar el misterio.

Tayllon trabaja como becario en la gaceta La Era y es un ferviente defensor de la magia; Riaza es reportera en Nuevas de Kimber y todo lo que ansía es descubrir la verdad.

El aniversario de lo que ahora se conoce como la Gran Nevada arrastrará a los dos periodistas al norte para cubrir la noticia. Juntos se enfrentarán al reportaje más difícil de sus carreras, aunque eso signifique poner en peligro sus vidas y sus secretos.

Mostrando todos los resultados 2

Shopping cart